Blogia
Diario de un individuo

Día 14

Las personas a las que queremos tarde o temprano nos acaban haciendo daño, es una de las conclusiones a las que he llegado, otra frase que da que pensar es "ganarse la confianza", yo me pregunto ¿para qué?, una vez que te la ganas ¿qué ocurre?, que ya puedes hacer lo que quieras, puedes tratar a las personas como te apetezca... Para mí, la confianza, como otros muchos valores, hay que mimarlos, intentar no dañarlos... Y es que a veces pensamos que tenemos a las personas y las cosas "ganadas" y "seguras", entonces surge una guerra mundial, explota una bomba, un accidente... cualquier cosa, a mayor o menor escala, y te das cuenta de que esa persona no está... "No sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos". Un amigo mío me dijo una vez que las relaciones, sobre todo entre sexos opuestos, van a base de una de cal y otra de arena, y que era algo muy triste, realmente lo es que las cosas funcionen así, en vez de que dos personas se quieran, lo tengan presente, respeten unos valores y unas normas comunes, convivan dentro de una misma casa sin que se convierta en un Gran Hermano o un Circo, que en este teatro que es la vida no valga todo...

Volvamos a la ausencia, a veces ni siquiera hace falta que muera nadie, o que desaparezca de tu vida, puede estar a tu lado y estar ausente, que le hables y no te diga nada, que quieras saber y no te diga nada, que compartas y des todo, que quieras implicar a esa persona en tus planes y que esa persona pase, se quede igual, no diga nada, no demuestre, bueno, demuestre a su manera tal vez, con sus valores independientes al margen de un nexo de unión, que de un día a otro necesite una cosa distinta y tu se la des, la apoyes y sin embargo cuando la tortilla gira, esa persona, chica o chico, no comprenda, no use el mismo rasero... Tristeza si...

Que le digas que estás mal y ponga cara de póker, le quite importancia, que tengas que poner una mala cara, hacer algo no habitual en tu comportamiento para que te pregunte si te pasa algo o se preocupe por ti, como si no te hubiera escuchado antes, que sabiendo que estás mal le de más importancia a otros asuntos que no son tan importantes,,, o al menos no deberían serlo... que todo lo que anhelas lo haga con otras personas y tú te quedes como al margen, lo tuyo no es importante, esto es más importante...

Normalmente no hay mala fe, simplemente no nos damos cuenta de las cosas... yo en este momento creo que me doy cuenta de algunas, yo no dejaría que asuntos menos importantes que poco me incumben, que además trato de arreglarlos, me afecten negativamente, a mi y a las personas que quiero por condicional... "No es problema tuyo" --> Si es un problema de alguien que quiero también es problema mio sin duda... me gusta ver feliz a las personas que quiero. Además quiero saber la opinión de la persona que está mal y de la que no me doy cuenta de ello sin querer, pero luego tras su opinión, no la aceptaré, discutiré... y eso que ni siquiera era algo nuestro... sino de algo externo...

Esto también es la vida, son las espinas de las rosas...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres